Acompañamiento Terapéutico y Libro de Vida

El Acompañamiento Terapéutico es una herramienta que permite aproximarse a niños de 0 a 4 años, incluso sin haber ingresado al mundo del habla, permitiendo trabajar con ellos como con sus padres, y en el caso de residencias, con sus cuidadoras. La vulneración de derechos, separación temprana de las figuras significativas, así como experiencias de internación a largo plazo, traen consigo consecuencias catastróficas para el niño, es por esto que la intervención apunta hacia la prevención de aquello que sea perjudicial para el futuro del niño.
La historización en la elaboración del Libro de Vida y el poder pensar en sus cuidados hacia la primera infancia, permite a la familia y cuidadores reflexionar y promover los derechos, estableciendo vínculos de confianza y cooperación.
Se hace imperativo visibilizar y escuchar lo que los niños viven y sienten al interior de sus casas y hogares de acogida. Dar un lugar de palabra a la experiencia que tienen los niños de nuestro
­¿A cuál de estos públicos está enfocado tu proyecto?
Primera Infancia: 0 a 4 años
Solución
Nuestra propuesta de trabajo en relación a esta problemática es el Acompañamiento Terapéutico, método de trabajo con los adultos cuidadores (familias u otros adultos que tengan el cuidado del niño/a) y niños/as a su cuidado, que se concreta en el Libro de Vida, producto que reunirá a modo de continente la experiencia del proceso de acompañamiento terapéutico. El Acompañamiento Terapéutico es una herramienta de trabajo poco difundida en nuestro país, es un método que permite aproximarse a niños de 0 a 4 años, incluso sin haber ingresado al mundo del habla. Permite trabajar tanto con ellos como con sus adultos cuidadores. Lo anterior, en virtud de buscar una mejoría respecto de las necesidades que vayan más allá de lo físico o material, o de la lógica de taller de intervención donde se busca la adquisición de ciertas conductas que no apuestan necesariamente a una reflexión respecto de la parentalidad y de lo que implica el ejercicio de la misma para los adultos cuidadores. Es una metodología que se funda en el establecimiento de un vínculo de confianza, envolvente y metabolizante de las experiencias, entre el acompañante con el adulto cuidador y el niño/a. Nuestra disposición como acompañantes se caracteriza en base a una actitud: atenta, empática y de receptividad (Houzel, 2008), que permite favorecer la comprensión y exploración de sentimientos profundos de los niños/as así como de sus adultos cuidadores, respecto de la experiencia de vinculación, cuidado y protección. De esta manera, permite conocer las interacciones del entorno de los niños evidenciando situaciones que puedan generar algún tipo de vulneración de derechos en la infancia, trabajando la prevención a través de un espacio de reflexión semanal y permanente con los adultos cuidadores y niños/as. Es fundamental para el desarrollo del acompañamiento el respeto por la memoria e historia de los niños y sus adultos cuidadores, mediante una escucha libre de juicios morales respecto del ejercicio de la parentalidad y cuidados de los niños/as; agradecida, pues el adulto cuidador y el niño ponen en evidencia aspectos propios de su intimidad que deben ser resguardados y respetados, reconociendo la singularidad de cada historia. El Libro de Vida corresponde a un registro de las experiencias de relación y vínculos significativos, constituyéndose como un registro de palabras -a modo de relato personal-, de lo presenciado y vivido junto al niño/a. Es una herramienta de contención y receptividad, que permite crear un lazo entre presente y pasado (Marchant, 2015). De esta manera, el libro de vida en conjunto al trabajo de acompañamiento terapéutico, genera un marco de trabajo que tiene como objetivo la elaboración e historización del niño desde temprana edad. De la misma forma, el libro de vida permite una dirección en el proceso de acompañamiento terapéutico, siendo una herramienta técnica u objeto compartido que posibilita y registra el proceso de historización que queda a disposición del niño/a (Marchant, 2015). En el trabajo realizado con los adultos cuidadores, la reflexión acerca de su historia personal y de los niños/as, tiene un lugar de registro a través de la escritura que permite establecer una continuidad de las experiencias vividas, muchas veces dando sentido a las vivencias actuales en el ejercicio de la parentalidad y cuidados de los niños/as. En el trabajo con niños que se encuentran bajo internación en residencias de protección, el Libro de Vida se constituye como un espacio para su historia durante el tiempo que resida en la institución, dando lugar a las razones de la separación con sus adultos cuidadores, favoreciendo el respeto por el derecho a la identidad. Los primeros trazos y dibujos, fotografías de las experiencias más importantes y principalmente las palabras de sus adultos cuidadores, otorgan al niño un espacio de palabra y memoria acerca de su propia historia. Es a través de este dispositivo, constituido por el método de Acompañamiento Terapéutico y la elaboración del Libro de vida, que planteamos la posibilidad de trabajar la prevención y promoción de derechos de la infancia, y reparar las vulneraciones de derechos ejercidas hacia niños y niñas, estableciendo un lugar para reflexionar y hablar acerca de la propia historia y las condiciones sociales que han llevado a estas familias a vivir experiencias tan dolorosas en el ejercicio de la parentalidad y cuidado de los niños y niñas.
Problemática
Según el 4to estudio de maltrato infantil desarrollado por la UNICEF, el 71% de los niños y niñas han sufrido algún tipo de violencia, del cual el 53,4% piensa que el castigo sirve en algunas situaciones para la formación de los hijos. La Convención Internacional de Derechos del niño, menciona en sus artículos 18, 19 y 20 que es de la responsabilidad de los padres y las madres la crianza de los niños, así como del Estado la responsabilidad de brindar la asistencia necesaria (a padres, madres o quien tenga la responsabilidad de su cuidado) para el desempeño de estas funciones, cuando esto no sea posible, proporcionando protección contra los malos tratos, así como a aquellos niños y niñas que han sido privados de su medio familiar. Los estudios desarrollados por organismos como la UNICEF, mencionan que la violencia intrafamiliar, así como el maltrato y abuso se producen indistintamente en familias de todos los sectores de la sociedad, mas cuando nos vemos enfrentados a la realidad de las residencias de protección del estado podemos ver que los niños y niñas que se encuentran bajo internación pertenecen a familias de los sectores más deprivados de la sociedad. En este sentido, el informe de caracterización del perfil de niños y niñas y adolescentes atendidos por los centros residenciales de SENAME, da cuenta de que el 81% de los niños, niñas y jóvenes que se encuentran bajo internación pertenece al nivel socioeconómico más pobre. Cabe preguntarse entonces, si la vulneración de derechos de los niños/as está asociada a los sectores más desfavorecidos de la sociedad, pues se encuentran expuestos a una mayor cantidad de problemáticas sociales que dificultan el ejercicio de la parentalidad, así como a la intervención de programas del Estado donde la separación forma parte de una de las medidas de protección hacia los niños/as (como las residencias de protección), a modo de restituir los derechos vulnerados. Esta medida de protección conlleva como consecuencia múltiples problemáticas asociadas a la ruptura de los vínculos significativos del niño. La vulneración de derechos, está asociada al concepto de habilidades parentales, utilizado en espacios de intervención clínica y jurídica para referirse al ejercicio de los cuidados y protección ejercida por los adultos cuidadores de sus niños y niñas. Cuando un niño/a ingresa a una residencia de protección del Estado, es a causa de que ha sido vulnerado en sus derechos y que estas “habilidades” de los adultos cuidadores han sido insuficientes, caracterizándose así a la familia como negligente por un tribunal de familia -así como por los profesionales que han evaluado su actuar-. La negligencia, puede conducir a la separación temporal entre el niño/a y su familia, así como a la caracterización de esta última como “inhábil” para ejercer sus cuidados, esto último, puede tener como resultado la separación permanente entre el niño/a y su familia, así como la pérdida su historia. Nuestra corporación, con más de 20 años de experiencia en temáticas de vulneración de derechos, infancia e institucionalización, busca relevar el lugar de la primera infancia como período fundamental para la conformación de sus vínculos y relación con los otros, alarmados por las altas tasas de internación de niños y niñas de los sectores más vulnerados de la Región Metropolitana, Casa del Cerro busca encontrar a través de la experiencia de vinculación con las familias, una nueva forma de vinculación entre adultos cuidadores y sus niños/as, antes de que ocurra su separación. En este sentido, proponemos abordar esta difícil realidad en conjunto para poder pensar lo que ocurre en la relación con sus hijos y niños a cargo. Preocupados también por las altas tasas de vulneración de los derechos en la infancia al interior de las residencias (según la comisión investigadora de la cámara de diputados que indagó las graves vulneraciones de derechos en estos organismos) y las experiencias de separación de sus figuras parentales, se implementa el Acompañamiento Terapéutico con niños y niñas que se encuentran bajo internación y sus cuidadoras de trato directo en residencias de protección, como una medida que busca restituir la experiencia de diálogo y comprensión que todo niño requiere y necesita. Queremos prevenir las secuelas que los malos tratos producen en los niños a largo plazo y proponemos mejorar los vínculos con las cuidadoras de trato directo, para propiciar una relación reparadora con los otros. Es por esto que buscamos generar formas de trabajo en las cuales se pueda intervenir en sectores de la población que requieran de apoyo para el ejercicio de la parentalidad, a modo de prevención de una situación de vulneración y promoción de los derechos de la infancia, así como propiciar la reparación del daño con aquellos niños que hayan sido privados de cuidados parentales y vulnerados en sus derechos que se encuentren en residencias.
Image gallery

Do you think this idea
is positive for the world?

Support idea

Give your support to "Acompañamiento Terapéutico y Libro de Vida"

Collaborate

Sign up or sign in to help Valeria Ávila Castillo improve his proposal

Sign up or sign in to comment this proposal

Sign up or sign in to report this comment

Otra entrevista sobre el libro de vida y el trabajo que se realiza en hogares de protección http://impresa.elmercurio.com/Pages/NewsDetail.aspx?dt=2015-10-27&dtB=27-10-2015%200:00:00&PaginaId=104&SupplementId=2&bodyid=0
Answer
Report
4 years ago
proyecto así son los que hacen falta, suerte chicos, sigan ayudando y apoyando a esta sociedad que esta muy falta de personas como ustedes y proyectos como estos. (y) :) :) :)
Answer
Report
4 years ago
Una publicación reciente sobre el libro de vida, muy interesante http://www.latercera.com/noticia/tendencias/2015/10/659-652891-9-los-ninos-sin-fotos.shtml
Answer
Report
4 years ago
Valeria, que bonito proyecto! Y puesto que tu postulación es muy completa, me gustaría saber de que forma invertirías el premio para entender como tienes planeada la intervención. Ademas me gustaría saber si tienes un segmento objetivo y si sabes como comenzarías a pilotear tu intervención!
Answer
Report
4 years ago
Será invertido principalmente en recursos profesionales, será un total de 30 niños que serán acompañados por 10 psicólogos que tendrán a 3 niños/as a su cargo, junto a sus familias e historias. Además tendremos recursos profesionales (en total 3) para apoyo, coordinación y sistematización de nuestras acciones. El trabajo se realizará por 10 meses. Los productos más importantes serán la elaboración de los libros de vida, la sistematización de la metodología y la transcripción del acompañamiento
Answer
Report
4 years ago
El segmento objetivo son los niños/as que han sufrido algún tipo de vulneración en sus derechos y aquellos que se encuentran en riesgo de sufrirla junto a sus familias y/o cuidadores. En este sentido nuestra intervención tiene como objetivo la prevención y promoción de los derechos de la infancia. Tenemos una experiencia de trabajo en el mismo dispositivo expresado en documentos de Casa del Cerro así como en lo que hemos llamado el “seminario de observación y acompañamiento" desde el 2007.
Answer
Report
4 years ago
Buen proyecto!! Suerte chicos, cuidemos al futuro del país
Answer
Report
4 years ago
Ayúdanos apoyando a Gisela y todos los que trabajan en esta obra.
Answer
Report
4 years ago